Estudio Torunier

 

 

INSTITUCIONAL    SERVICIOS    ZONA CLIENTES    NOVEDADES    EMPRESAS-STAFF    CONTACTO            

INSTITUCIONAL

 

SERVICIOS

 

ZONA CLIENTES

 

NOVEDADES

 

EMPRESAS-STAFF

 

CONTACTO

 

        

 

Novedades y Anuncios

 

¿Cuáles son los aranceles de tarjetas de crédito y débito?

 

 

 

El nuevo arancel máximo para tarjetas de crédito es de 2,15% y en el caso de las tarjetas de débito es de 1% y aplica a las ventas con tarjeta realizadas a partir del primero de enero de 2019. La reducción impactará directamente en las próximas liquidaciones y no es necesario que hagas ningún trámite o presentación.

 

¿Qué es el arancel de las tarjetas de crédito y débito?

El arancel es un costo que se aplica a todas las transacciones, sin excepción. Es lo que cobra la tarjeta para que tu comercio pueda aceptarla y hacer operaciones con ella.

Es el costo que cobra la tarjeta por “aceptar” las mismas en su comercio.  El costo es de un 2,15% para las compras realizadas con tarjetas de crédito y un 1% para compras realizadas con tarjetas de débito.

Como primer ejemplo: si un cliente ingresa al comercio y paga con una tarjeta de crédito $100, el monto que descontarán por este arancel será de $2,15. El comercio cobrará entonces $97,85.

 

Esta baja de aranceles de tarjetas de crédito y débito es parte del acuerdo que alcanzaron en marzo de 2017 los representantes de la Secretaría de Comercio de la Nación, la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC), la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Prisma (licenciataria de VISA), First Data (licenciataria de Mastercard), Tarjeta Naranja, Cabal, Italcred y Tarshop. La reducción del costo seguirá escalonadamente hasta llegar a un 1,8% para tarjetas de crédito y un 0,8% para tarjetas de débito en 2021.

Las próximas etapas de la baja de aranceles de tarjetas de crédito y débito serán en estos plazos y porcentajes:

  • En el caso de las tarjetas de crédito el arancel pasará a ser de un 2% en 2020, para llegar al 1,8% correspondiente al año 2021.
  • En cuanto a las tarjetas de débito, el arancel será de 0,90% en 2020 y alcanzará el 0,80% pautado en 2021.

Esta baja en los aranceles está vinculada a la disposición del Banco Central que fija topes a la tasa de intercambio con tarjeta de crédito y débito. La tasa de intercambio es el principal componente del arancel que los comercios deben pagar para aceptar pagos con tarjeta. Esta reducción está escalonada de la siguiente manera:

  • En el caso de las tarjetas de crédito la tasa de intercambio pasará a ser de 1,65% en 2019 y de 1,5% en 2020, para llegar a 1,3% en el año 2021.
  • En cuanto a las tarjetas de débito, la tasa de intercambio pasará a ser de 0,8% en 2019, de 0,7% en 2020 y alcanzará el 0,6% en 2021.

Los 3 costos asociados a las tarjetas, ademas del Arancel:

1- Cuotas:

Las ventas realizadas en cuotas con tarjetas de crédito tendrán un costo extra para el comercio. Este costo varía dependiendo de la cantidad de cuotas de la transacción.

El costo se origina ya que la tarjeta le pagará al comercio estas compras en 48hs pero estará “financiando” al cliente durante 2, 3, 4, 5 ó 6 meses (dependiendo de la cantidad de cuotas) entonces el costo de financiarlo se lo cobra directamente al comercio.

Nota: Si el comercio tiene algún acuerdo puntual con la tarjeta (6 cuotas sin interés) o alguna promoción, puede ocurrir que este costo no exista. Pero si nunca se firmó nada con ninguna de las tarjetas para acordar una promoción por pago en cuotas este descuento va a existir.

Ejemplo: Cliente A ingresa y compra $100 en 2 cuotas / Cliente B Ingresa y compra $100 en 6 cuotas. Sobre el cliente A que pagó $100 en 2 cuotas se nos van a descontar primero el 2,15% del costo del arancel. Luego la tarjeta evaluará la cantidad de cuotas (en este caso 2) y aplicará una fórmula para calcular el monto del descuento.

Sobre el cliente B que pagó $100 en 6 cuotas se nos van a descontar el mismo 2,15% del arancel y la tarjeta aplicará también la fórmula para calcular el monto del descuento.

La fórmula va a depender de la cantidad de cuotas. Cuantas más cuotas se le dé al cliente, mayor será el costo para el comercio (si no tiene ninguna promoción o acuerdo con el banco o la tarjeta). Para evitar perder dinero al vender en cuotas, el comercio puede calcular el costo y trasladarlo al consumidor.

2- Promociones:

Las promociones son un caso especial. Son aquellos acuerdos que el comercio puntualmente realizó con la tarjeta o con un banco para ofrecer un beneficio extra a sus clientes.

Muchos conocen el Miércoles de descuentos con el Banco XXX o el Jueves Mujer del Banco YYY. Estas promociones generan un aumento drástico en las ventas para los comerciantes ya que el Banco se encarga de difundirlas, pero tienen un costo para el comercio.

Supongamos que el comercio da un 20% de descuento con tarjetas del Banco A los jueves. Este 20% fue acordado con el Banco A y en el acuerdo el Banco A se comprometió a difundir a todos sus clientes la promoción del 20% en el comercio y se hará cargo de afrontar un 5% de este descuento, pero del 15% de descuento restante se hará cargo el comercio.

Ej: Ingresa un cliente con una tarjeta del Banco A un Jueves y realiza una compra por $100. Al comercio se le descontará entonces de estos $100 dos cosas: primero que nada y siempre el 2,15% del arancel y luego el 15% del cual el comercio se hará cargo por la promoción acordada.

3- Impuestos:

Los impuestos son el último punto asociado a las ventas con tarjeta. Es uno de los puntos más complejos pero una vez analizados, computados y presentados de la manera correcta pueden administrarse.

El primero de los impuestos que tenemos es el IVA. Las tarjetas deberán cobrarle IVA a los comercios de cualquier costo que le descuenten. Por lo tanto le descontarán IVA del Arancel, Promoción y Costo de Cuotas que les cobraron.

De una venta de $100 pagada con una tarjeta de crédito con una promoción del Banco A del 20% (de la cual el comercio afronta el 15%), se descontará por IVA: 21% de los $2,15 de Arancel ($0,49) — 10,5% de los $15 de la promoción ($1,57) ya que el IVA por costos financieros es del 10,5% y no del 21%

Más allá de los costos descontados por impuestos, las tarjetas son agentes de percepción y retención en el país.
Por ejemplo, el 5 de Mayo las tarjetas deben pagarle a un comercio $10.000. Sobre dicho monto la tarjeta realizará Retenciones y Percepciones. El monto de las retenciones y percepciones será entonces sobre el Monto Total a pagar. No solamente sobre los descuentos aplicados por la tarjeta. Por lo cual suponiendo que la tarjeta va a retener un 3% de IIBB sobre estos $10.000, pagarán $10.000 menos el 3% ($300).

 

 

 

 

Débito Automático
Desarrollado por Rodrigo Guidetti